Autoestima descubre cómo mejorarla

¿Te gustaría saber el nivel de tu autoestima ahora mismo?

Es natural si en algún momento de tu vida te has sentido triste, agobiado, cabizbajo, culpándote a ti mismo de lo que te pasa, incluso construyéndote muros internos para no tener que ver hacia adentro. Pero hay alternativas para mantener el equilibrio emocional. Lo primero es saber cómo te encuentras.

 

Antes de nada, ¿qué es la autoestima?

La autoestima suele tener distintas definiciones debido a su relación con otros conceptos que la complementan. Lo claro es que se forma a partir de las experiencias pasadas y es el resultado del balance entre halagos y humillaciones, castigos y cariños, éxitos y fracasos, entre otros, que particularmente comienzan desde la infancia.

En pocas palabras, la autoestima es el concepto que tiene uno de sí mismo y lo que siente por ese concepto.

Para tener un análisis concreto de esta es necesario realizar:

1. Autoevaluación. Describirse a sí mismo, reuniendo características positivas y negativas evaluadas por ti  y/o por quien te rodea (de ser necesario), complementando dos o más puntos de vista y así tener una visión global de tus características.

2. Autovaloración. Dada la dificultad para medir sentimientos, habrá que asignar un valor numérico en una escala del 1 al 10 para interpretar a través de números en qué nivel se encuentra tu autoestima, donde 1 es considerado un nivel  bajo y 10 el máximo.

Puede que obtengas información de ti mismo que no te sea agradable, por tanto es bueno que mantengas una predisposición constructiva, pues aquellos aspectos negativos que explores pueden ser reconvertidos a nuevas actitudes.

Ahora que ya sabes más de la autoestima coge un cuaderno y responde a estas tres preguntas: ¿Cómo me siento?, ¿Qué opino de mí mismo? y ¿De la escala del 1 al 10, en cuál pienso que me encuentro? Hacemos una pausa de 3 minutos aproximadamente.

 

Descubre tu nivel de autoestima con este ejercicio práctico sencillo #psicología #autoestima Clic para tuitear

 

Otros términos relacionados directamente con la autoestima

 

Autoconcepto

Conjunto de ideas o creencias que tenemos sobre nosotros mismos, las cuales se ven retroalimentadas  positiva y negativamente por nuestro entorno social.

El autoconcpeto se forja con las opiniones o valoraciones de las personas con las que entablamos relaciones íntimas y/o sociales (familia, pareja, amigos, trabajo). Es la comprensión conceptual y mental que tenemos por nuestra existencia, es conocernos a nosotros mismos, saber entendernos.

Es importante destacar que el autoconcepto puede variar según la situación en que nos encontremos pues el cambio es constante, sin embargo podemos aprender a desarrollar un autoconcepto más saludable y positivo.

 

Diferencia entre Autoestima y Autoconcepto

El autoconcepto y la autoestima están estrechamente unidos, como hemos visto anteriormente, el primero hace referencia al conocimiento que se tiene de sí mismo (autopercepción), mientras que el segundo representa a los sentimientos que generan ese autoconocimiento (autovaloración).

 

Autoimagen

Es cómo me veo a mí  mismo y cómo creo que me ven los demás. Una vez que se forma la autoimagen solemos actuar en concordancia con ésta.

 

Autoeficacia

Es aquella confianza que tenemos en nosotros mismos a la hora de hacer algo, es nuestra capacidad de pensar y entender para aprender y tomar decisiones. Esa frase famosa “qué tan capaz me siento”.

 

 

Miedo y Autoestima

Ya hemos referido que la autoestima se construye a partir de las experiencias  que aprendemos desde la infancia, las cuales se refuerzan a través de los años y quedan grabadas en el inconsciente e  influyen en nuestras actitudes de manera automática cuando nos relacionarnos con el entorno, haciendo que nos proyectemos en cada una de nuestras respuestas hacia y con el mundo. Pero ¿por qué el miedo es uno de los más grandes enemigos de la autoestima?  Siempre que tenemos la oportunidad de tomar una decisión aparecen dudas que nos generan miedo, porque no queremos equivocarnos y basta con sentirlo para truncar nuestros sueños.

 

¿Por qué el miedo es uno de los más grandes enemigos de la autoestima? #psicología #autoestima Clic para tuitear

 

Por suerte existen técnicas que nos ayudan a confrontar el miedo. A continuación se describirá una: ¿Te gustaría realizarla?

 

Técnica: Inventario de Miedos
E. L. R. (escribir, leer y romper)

Haz una lista en una hoja con todo lo que te produce miedo, cuando hayas terminado, leerás con atención las cosas, situaciones o experiencias que te provocan sentir miedo y finalmente habrás de romper en añicos el listado. Pausamos un minuto.

El miedo es desequilibro emocional ante una situación de riesgo y sirve para dos cosas:

1. paralizarte y fracasar
2. afrontar la situación y obtener éxito.

Es normal sentir miedo aunque las sugestiones negativas están a la orden del día,  lo que sugiere construcciones positivas.

 

¿Cómo?

  • Identificando y reconociendo tus fortalezas
  • Reconocerte y elogiarte a ti mismo
  • Desarrollando una actitud positiva
  • Relacionándote con gente positiva, que te brinde apoyo
  • Reconstrucción de diálogos y palabras en dirección positiva

Una vez formada la autoestima, solo tenderás a aceptar las ideas y opiniones que concuerdan con esa autoestima y las que no, automáticamente las rechazarás.
Una alta autoestima es la capacidad para valorarnos a nosotros mismos y tratarnos con dignidad, amor y realidad.

autoestima ¿Cómo mejorarla?

¿Te acuerdas que al inicio tenías que responder a tres preguntas?

¿Cambió tu autoestima después de leer esto?  Se debe a que la autoestima es inestable, sube y baja y el secreto es mantenernos en equilibrio, se necesita trabajar constantemente, pues basta con cualesquier situación para desajustarla, ¡no te preocupes! Cuando te acuerdes de ti mismo, tu autoestima influirá en que analices lo negativo de una manera constructiva y alejes las sensaciones negativas y su repercusión.

Recuerda:

Si no te valoras a ti mismo es difícil que puedas valorar a otro. Uno no puede dar lo que no tiene, primero hay que creérselo uno mismo, lo demás, se proyecta solo.

“Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger  la actitud con la que afrontes ese sentimiento” Viktor Frankl

Artículo anteriorModelos Educativos y funciones familiares
Artículo siguienteCelebramos el Día Mundial del Docente con Maestra de Pueblo
Mexicana. Licenciada en Psicología con Máster en Ciencias de la Educación y 9 años de experiencia profesional. Desarrolla con intensidad una importante labor docente, imparte conferencias y escribe columnas de opinión sobre su especialidad. Lo suyo es también la terapia racional emotiva-conductual, la psicopedagogía y la orientación vocacional. “La psicología es parte de todos y necesita compartirse, porque ofrece oportunidad de crecer psicológica, emocional, sociológica y espiritualmente. La seguridad, el optimismo y la confianza son mi guía. Me gusta caminar entre la gente, acercarme, que se sienta conmigo y yo con ella, bajar del escenario”. Vivió en Málaga y formó parte de la AECC y Los Ángeles Malagueños de la Noche.

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario!
Por favor ingresa aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.