disciplina inductiva el mejor modelo educativo
Photo by Bruno Nascimento on Unsplash

Como ya hemos hablado de los distintos modelos educativos que existen en la actualidad en esta ocasión vamos a ahondar en la Disciplina Inductiva. Esta disciplina nace para complementar en parte a la Disciplina Democrática, ya que tiene alguna carencia importante. No obstante antes de entrar en comparaciones vamos a ver con detalle características y beneficios de este modelo educativo.

 

Características principales de la Disciplina Inductiva:

 

  • Nivel alto de afecto, comunicación y escucha activa
  • Se tienen en cuenta los intereses y necesidades de las/os hijas/os
  • Nivel alto de control y exigencias

 

 

Beneficios de la Disciplina Inductiva

 

  • Desarrollo alto de la autonomía y autocontrol
  • Desarrollo de un alto nivel de autoestima
  • Alto sentido de la responsabilidad
  • Se crea un ambiente familiar tranquilo y seguro
  • Gran reducción de conflictos
  • Desarrollo de la empatía
  • Reconocimiento de la autoridad y el respeto hacia la familia

 

 

Cómo llevar a cabo una Disciplina Inductiva

Para entender este tipo de disciplina deberías conocer antes la Disciplina Democrática ya que esta complementa la otra y suma las siguientes características.

 

  • Autoridad razonable

La autoridad en la disciplina inductiva se lleva a cabo de forma razonable  de manera que usamos el diálogo, las explicaciones y discusiones (inducción) para poder razonar las normas aunque estas sean exigidas finalmente. Es importante que pongamos entusiasmo a la hora de dar las explicaciones para que resulten lo más didácticas posibles.

De esta forma aunque se trata de una norma establecida (exigida) intentamos que la educanda (la persona que las obedece) las sienta como razonables e incluso necesarias.

 

  • Promover el aprendizaje y la obediencia de forma participativa

Las normas en este tipo de disciplina inductiva se deciden con la participación de quien debe obedecerlas. Tenemos en cuenta así la posibilidad de adaptar las normas de forma razonable a situaciones concretas o a modificarlas si realmente existe razones con fundamento para ello. De todas formas siempre escucharemos ambas partes de forma respetuosa y con la importancia que se merece.

Intentaremos basarnos siempre en la parte inductiva y en destacar los aspectos positivos  evitando recalcar los errores, defectos o fallos, tanto de las/os hijas/os como de las normas.

 

  • Animar la autonomía y autocontrol

Hijas/os retan en ocasiones con afán de superación situaciones que exigen esfuerzo. Ambas partes conocen las normas consensuadas , o no (pero siempre coherentes), y estas son previsibles. Por lo tanto no están en continua discusión.

De este modo se consigue la aceptación de las normas y el desarrollo de autonomía y autocontrol. A medida que las niñas o niños crecen participarán más y mejor en la elaboración de las normas y en la discusión de las razones que las justifican.

 

  • Asimetría en la relación familiar

Las hijas y los hijos deben reconocer esta asimetría al entender la responsabilidad por parte de madre/padre de satisfacer sus necesidades y protegerles. De esta forma se entiende el sentido de autoridad. Las normas no son negociables si no que tras el proceso inductivo no hay acuerdo, madre/padre asumen la responsabilidad de exigir el cumplimiento de la norma que consideran más justa y coherente.

 

 

Diferencias con la Disciplina Democrática

Esta disciplina es prácticamente igual que la disciplina democrática. Sin embargo es importante recalcar la gran diferencia entre ambas. En la disciplina democrática no queda clara la asimetría de relación entre padre/madre e hijas/os. Esto quiere decir que no existe un modelo de autoridad. Nadie está por encima de las/os demás y absolutamente todo se consensúa y se dialoga.

 

Esta no es una característica realista. No siempre se podrá llegar a un acuerdo con las/os hijas/os y por eso esta disciplina tiene a derivar en otras disciplinas; autoritaria o permisiva. Incluso en ocasiones la frustración de no poder llevar a cabo una disciplina democrática por parte de padres/madres genera conductas por parte de estos/as que terminan por ser inaceptables.

 

Según la edad del niño o la niña habrá muchas normas que no se puedan elaborar en consenso. Uno de los motivos que justifican esto es que no entra dentro de su capacidad de entendimiento (por su desarrollo cognoscitivo). En cualquier caso no es una disciplina que se adapte a todas las edades ni todos los casos.

 

La importancia de la instrucción (como aprendizaje), supervisión y el refuerzo o castigo educativo (según el caso concreto) forman parte de la responsabilidad pa/materna. Estas características son las que definen la autoridad de la que en esta disciplina se habla. Esto marca una diferencia notable entre la disciplina inductiva y la democrática que hace posible, o improbable, llevar a cabo una buena disciplina educativa en el hogar.

 

Entendemos así que ambas disciplinas se pueden complementar, o que la inductiva complementa a la democrática.

 

¿Conocías este modelo educativo? ¿Has llevado a cabo este modelo educativo? ¿Qué piensas de la disciplina inductiva? Deja en comentarios tu opinión y comparte si crees que puede resultar útil a otra persona

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario!
Por favor ingresa aquí tu nombre