No nos cabe ninguna duda. La aparición de Netflix no sólo ha supuesto una renovación de nuestro modo de consumir ocio, sino que la creación de contenidos por parte de la empresa de entretenimiento norteamericana nos acerca cada día más al mundo de las personas reales y diversas. Con su reciente serie Atypical, Netflix se situa en la palestra de la inclusión en el negocio del ocio familiar.

Hoy me gustaría recomendarte una serie con la que literalmente, te enamorarás. La historia de Sam, un adolescente con la típica familia estadounidense y sus enredos de instituto, entre amoríos precoces y el eterno dilema de encajar en su entorno.
Hasta aquí todo muy similar a cualquier otra serie familiar, ¿verdad? ¿Cuántas habrá con esta temática? Probablemente cientos o miles, pero Atypical ya nos muestra desde su título que es una historia totalmente diferente, una historia con la que podrás redefinir tu concepto del amor desde un prisma inusual. Aquí te dejo 7 razones para probártelo.

1. Concienciación con el TEA.

Y es que Sam, no es un adolescente cualquiera. Por primera vez en este tipo de series del estilo comedia para todos los públicos, su protagonista tiene una diversidad funcional. El punto de vista de Sam nos muestra una realidad a la que no estamos acostumbrados. De hecho, su concepto del amor y de las relaciones de pareja, harán que reflexiones sobre lo que es realmente importante a la hora de hacer valoraciones sobre el sentimiento universal. Atypical nos trae una historia de búsqueda de significados donde lo que es diferente para muchos, quizás sea la realidad cotidiana para su protagonista.

Efectivamente, Sam tiene un trastorno del espectro autista y concibe el mundo de un modo muy diferente a como lo haría su hermana Casey, pero en el fondo tiene las mismas preocupaciones que cualquier adolescente. Sam, busca el amor, quiere tener novia y de golpe y porrazo sitúa al telespectador en su historia atípica.

2. Para toda la familia.

Pero la historia de Sam no es la única que ofrece esta serie, pues sus personajes desarrollan historias paralelas que inevitablemente se relacionan con la condición de Sam, pero que también ganan en protagonismo a lo largo del transcurso de los diferentes capítulos. De este modo se amplía la temática central de la serie, el concepto de Sam sobre las relaciones amorosas, aportando nuevos matices.

La aceptación de las necesidades madurativas de nuestro protagonista, situarán a su familia en encrucijadas que harán que empatices con sus diversos personajes.

3. Realismo.

Seguramente te lo preguntarás, ¿hasta qué punto es realista? Especialmente si vives en primera persona el mundo del TEA, querrás saber si es fiel a la realidad que cualquiera en tu situación podría manejar. Atypical es una serie que muestra el autismo de alto funcionamiento. Sam va al instituto, puede relacionarse verbalmente con su entorno, tiene amigos, vive momentos que muchos adolescentes con autismo jamás podrán disfrutar, pero esto no hace de él un personaje irreal o edulcorado. Podemos sentir sus frustraciones, sus triunfos y los de su entorno, representado por un elenco de intérpretes que hacen de esta serie una comedia creíble con notas agridulces y altas dosis de realismo. Quizás, con la aparición de series como Atypical, más diversidades funcionales serán retratadas desde su cotidianidad, sin prejuicios y con criterio inclusivo.

4. Dignidad en el tratamiento de la adolescencia.

Algo que realmente enamora de Atypical es su tratamiento de la adolescencia sin convencionalismos ni estereotipos a los que estamos realmente acostumbrados y que muchas veces pasan inadvertidos dentro del lenguaje cinematográfico. La serie cuenta la historia de varios adolescentes, especialmente la de Sam, desde el aprendizaje, desde el descubrimiento, pero nunca desde la inferioridad. Los personajes más jóvenes enganchan por sus personalidades certeras e incluso hilarantes por momentos. Cero adultocentrismo y grandes dosis de empatía con la adolescencia son, en mi opinión, las grandes bazas de la serie.

5. Machaque de estereotipos culturales.

Por otro lado, los prejuicios de amor desde la diversidad, de deseo sexual, de los afectos de pareja; son aplastados con una rotundez desbordante. En Atypical podrás encontrar frases demoledoras, imágenes impactantes y un relato que te cuenta cómo una persona dentro del espectro autista tiene motivaciones como las tuyas o las mías, sentimientos, deseos y pasiones.

Fuente: Netflix.

6. Atypical, dura crítica a nuestro concepto de sociedad.

Además, la serie mantiene en todo momento una línea crítica con nuestro concepto de sociedad fundamentado en lo normotípico como único, bueno y verdadero. Con esta serie podrás descubrir, como reza su slogan, que

“lo normal, está sobrevalorado.”

7. Diferente concepto del amor adolescente.

Por último, destacar, sin hacer ningún spoiler porque queremos que veas esta serie; que hay historias de amor diferentes y variadas en el mundo del cine y la televisión, pero sólo algunas te las crees de verdad porque puedes empatizar con los personajes.

Te vas a enamorar con la historia de Sam porque está planteada para que sientas el amor adolescente vestido en su piel, para que disfrutes de sus aprendizajes y para que vivas sus momentos más duros y también los más resilientes. Después de éxitos como 13 reasons why, que retratan desde el respeto y la veracidad el mundo adolescente, Netflix aterriza de nuevo con una serie que no te dejerá indiferente.

Lo normal está sobrevalorado, créeme, lo atípico enamora.

Palabra de hiedra.

2 Comentarios

  1. Realmente me has convencido Elvira!! Es que todavía estoy a medias con otras series y no he empezado esta. Pero sin duda tengo que verla. Recuerdo aquella serie española que no recuerdo como se llamaba que también trabajó con Asperger, y me había encantado… Esta no me la puedo perder. Sin duda es una buena manera de normalizar todo,o de valorar la individualidad, claro!

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario!
Por favor ingresa aquí tu nombre