La palabra hiedra proviene de la voz latina hedera que a su vez proviene de haerere, que significa agarrar(se), como preludio de su facultad para solaparse con las paredes y brotar desde el soporte. Los antiguos la relacionaron con la inmortalidad, con la fidelidad y con vitalidad, engrandeciendo sus facultades y empleándola para coronaciones, ritos y celebraciones de la vida y del amor. Consagrada al dios Dionisio, se le otorgaron propiedades curativas y mágicas, pero pronto su toxicidad dio paso a la mala fama. De esta vetusta y bella planta tomamos nuestro nombre y apellidos, Planeta Hiedra.

Como presentación no está nada mal, ¿verdad? Aquí nos tienes. Planeta hiedra. Venimos reivindicando un nuevo soporte para crecer y con cada palabra, brotamos. Nunca supo la hiedra lo que crecería al nacer su primera hoja a ras de suelo, así que ya le tenemos algo ganado al tiempo. No tenemos prisa por mostrar el arsenal, pero sabemos que esto llegará lejos, que hemos venido para quedarnos, que nos quedamos para brotar.

Como podrás comprobar con el paso de los días, este será un medio de divulgación científica con tres pilares básicos: educación, sociedad y cultura. Esos tres intereses que tenemos en común serán nuestro principal sustento, la pared que nos ayudará a crecer poco a poco y todos los días. Pero para llegar hasta aquí, hicieron falta raíces, puntos en común, convergencia de ideas, perspectivas, caminos, ágoras,…

Fotografía de Elvira Fernández Pena.

 

 

Planeta Hiedra.

Todo planeta tiene sus inicios entre fuego de estrellas y meteoritos, titánicas colisiones y miles de millones de años luz, pero este planeta chiquitito sólo necesitó del choque tres ideas fundamentales para cobrar vida (educación, sociedad y cultura) y de una filosofía común que está amarrada a la tierra con la fuerza de la sabia vieja.

Planeta Hiedra cree en dos posiciones contrapuestas que a la vez se complementan: igualdad y diversidad. Tenemos la firme convicción de que sólo la sociedad que tiene un trato igualitario en el respeto de sus diferencias, puede crecer y llegar alto como la hiedra con el paso del tiempo. En este sentido admitimos los valores que se suman al apoyo de la inclusión educativa y social, que garantiza la igualdad de derechos y condiciones para todas. Nos declaramos abiertamente feministas, en cuanto consideramos que esta igualdad no tendrá ningún condicionamiento de sexo o identidad sexual. Por tanto, tampoco juzgamos ni clasificamos por niveles de superioridad o inferioridad, distintos modos de defender el feminismo. Para nosotras no hay “feminazis” ni personas más feministas que otras. Este es un lugar donde la lucha por la igualdad de derechos siempre será bien recibida y reivindicada con cero tolerancia al prejuicio.

Consideramos que no se puede atender a la igualdad desde el dogmatismo o el adoctrinamiento, por lo que nos mostramos plurales en ideas, abiertas a cualquier tipo de razonamiento por más extravagante que parezca y desde el respeto, pero también atendiendo al conocimiento científico, como modo de entender la realidad que nos rodea. De este modo nos declaramos también abiertamente apolíticas, nunca en el sentido del interés por la política sino por la transparencia en la objetividad de ideología.

Y en este sentido también consideramos que la única ideología a evitar no es en exclusiva la política, sino también la educativa. Nos mostramos abiertas a la nuevas pedagogías, que no quiere decir que no sepamos valorar los beneficios de otro tipo de enseñanzas, pasadsa o venideras. Simplemente creemos en la educación universal, para todas, para todos, independientemente de su edad, sexo, raza o confesión (si es el caso). Nos sentimos cómodas en el lifelong learning, en la educación permanente y en los modelos tanto formales como no formales o informales de la educación, teniendo siempre en cuenta el desarrollo personal a lo largo de toda la vida y la pedagogía integral, la crianza respetuosa y el filantropismo a nivel general.

Apostamos por la creatividad, por la innovación y por la divulgación de contenidos de relevancia desde diferentes puntos de vista, generando perspectivas paralelas que construyan conocimiento.

En Planeta Hiedra podrás encontrar entrevistas, artículos y recomendaciones culturales siempre desde esta filosofía, pero somos más que palabras…

Únete a nuestra comunidad.

Con cada palabra, brotamos, pero somos más que pura filosofía. Queremos que formes parte de esto, que seas hiedra con nosotros, queremos hacer comunidad. No estamos aquí para hablarle al vacío, así que considera nuestra invitación para mudarte con nosotras. Puedes contribuír de la manera que consideres, bien con tu experiencia o con tu opinión, con tu debate, con tus propuestas,… En Planeta Hiedra buscamos personas que quieran crecer y que tengan en cuenta que la educación es algo para toda la vida, algo que no termina, algo que nos hacer crecer. Parafraseando al filósofo y pensador, Olivier Reboul

Educar no es fabricar adultos sino liberar en cada persona lo que le impide ser ella misma.

Por tanto ajústate el arnés, que subimos.

Bienvenido, bienvenida a Planeta Hiedra.

[kkstarratings]

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario!
Por favor ingresa aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.