Convivencia sin violencia

 

¿Sabes el contacto diario que tienes con la violencia?

Seguramente has notado que vivimos en una sociedad donde la violencia campa a sus anchas. Hoy en día es normal que los medios de comunicación te brinden información de casos relacionados  con el abuso, el maltrato, desapariciones, extorsiones, robos, secuestros, y una lista interminable de sucesos, que hemos convertido en normales. Hasta el punto de que dicha violencia participa en casi todos los contextos que te rodean (culturales, sociales, políticos, familiares, religiosos o de pareja entre otros) que no hacen más que recordártela a cada paso que das. ¿Alguna vez has sentido que vives rodeado de ella?

Sentimos la violencia de manera directa o indirecta. Quizá aparezca en tu memoria alguna escena donde dos personas o más discuten con palabras altisonantes, alguna pelea física en la calle, compañeros de la escuela burlándose de otros, inclusive en tus redes sociales donde la gente mantiene conversaciones tensas con normalidad, cuando no son insultos  sin miramientos.

La violencia suele confundirse con la agresión y aunque una forma parte de la otra no son lo mismo. ¿Qué diferencias hay?

Diferencia entre violencia y agresión:

Violencia. Está encaminada a todo atentado contra la integridad física y psíquica del individuo, acompañada por un sentimiento de coerción y de peligro.

  • No es natural, es aprendida.
  • Es intencional para dañar a otra persona.
  • Es dirigida, elige a quien dañar.
  • Va en aumento desde insultos, amenazas, golpes y muerte.
  • Abusa del poder, pretendiendo controlar todo desde su “superioridad”.
  • Siempre es entre dos a más personas.
  • Todos cuantos participan en una interacción se hallan implicados y son por lo tanto responsables.

Agresión. Sirve para definir el territorio de cada uno y hacer valer su derecho.

  • Se puede manifestar en una conducta de defensa o escape.
  • Es una conducta de sobrevivencia.
  • No es intencional.
  • Puede o no causar daño. 

Cualquier individuo puede llegar a ser violento, con diferentes modalidades o manifestaciones. Este no es de por sí violento, pero en determinado contexto o determinada interacción puede manifestar violencia.

La violencia adopta dos formas distintas:

  • Violencia-agresión: que se encuentra por personas vinculadas por una relación de tipo simétrico, es decir, igualitarias, escalar una sobre la otra (lucha de poder).
  • Violencia-castigo: que tiene lugar entre personas implicadas en una relación del tipo complementario, es decir, desigualitaria. Genera sentimientos de culpa (ambos saben su posición).

Ahora que tienes una visión global de lo que es la violencia y sus diferencias, podrás observar en la siguiente tabla los tipos comunes de violencia, los motivos por los cuales aparece y las consecuencias que se desencadenan por practicarla.

convivencia sin violencia

Tipos comunes de violenciaMotivosConsecuencias
 

  • Verbal
  • No verbal
  • Familiar
  • Bulliyng
  • De pareja
  • “Amistades”
  • Económica
  • Laboral

 

 

  • Celos
  • Inseguridad
  • Baja autoestima
  • Sentido de superioridad
  • Coraje, inclusive contra sí mismo
  • Falta de control de impulsos
  • Falta de comprensión
  • Drogodependencias
  • Lucha de poder
 

  • Rechazo por los demás
  • Pérdida: de familia, amistades, pareja, trabajo
  • Soledad
  • Muerte
  • Ir a la cárcel

 

 

Seguramente al leerlo hayan llegado a ti recuerdos desagradables, es normal, incluso habrás sentido que estás expuesto a más violencia de la que crees. Identificarla  es el primer paso para hacerla frente exteriormente o detectarla en tu interior.

La violencia, por compleja que sea, suele crecer interiormente de una manera casi lineal que podemos analizar a la inversa. Siempre que actuamos, el hecho viene precedido de un pensamiento que normalmente fue producto de una emoción, todos ellos violentos en su espectro.  La lógica emocional nos dice que la mejor manera de evitar acciones violentas es no transitar sentimientos o pensamientos que la provoquen.  Y para ello es fundamental la introspección y el reconocimiento de las mismas.

Digamos que si caminamos por la tierra y huele a mar podemos intuir que hay un precipicio cerca sin llegar a verlo. Clic para tuitear

Convivir sin violencia

“El mantenimiento de la paz comienza con la autosatisfacción de cada individuo” Dalai Lama.

Suscríbete y forma parte de nuestra lista de Hiedras, tus datos serán usados para enviarte artículos de la web e información de interés.



Nada de spam, ¡Prometido!

Artículo anteriorHospital dumping y otros eufemismos que empleamos para evitar el horror.
Mexicana. Licenciada en Psicología con Máster en Ciencias de la Educación y 9 años de experiencia profesional. Desarrolla con intensidad una importante labor docente, imparte conferencias y escribe columnas de opinión sobre su especialidad. Lo suyo es también la terapia racional emotiva-conductual, la psicopedagogía y la orientación vocacional. “La psicología es parte de todos y necesita compartirse, porque ofrece oportunidad de crecer psicológica, emocional, sociológica y espiritualmente. La seguridad, el optimismo y la confianza son mi guía. Me gusta caminar entre la gente, acercarme, que se sienta conmigo y yo con ella, bajar del escenario”. Vivió en Málaga y formó parte de la AECC y Los Ángeles Malagueños de la Noche.

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario!
Por favor ingresa aquí tu nombre